Sacramento de la Confesión

RECIBIR LA GRACIA DE LA MISERICORDIA DE DIOS

Cuando faltas a las leyes de Dios, es decir cuando pecas, haciendo el mal, desobedeciendo y ofendiendo a Dios, afectas tu amistad con Él, y se te cierran las puertas del cielo. La Confesión es el sacramento que te da el perdón de los pecados y te reconcilia con Dios.
«Siempre te he amado; desde el principio ha sido así. Amo tus imperfecciones, tu humanidad y puedo entender tus debilidades.
Nunca sientas que no eres digno de venir a mí. Así como el Padre recibe a su hijo pródigo, yo te amo y siempre espero tu regreso; espero que te levantes cuando caigas, pero, sobre todo, siempre sin importar tu pecado; siempre te he perdonado, incluso antes de que tú mismo te perdones.
La Misericordia para ti es infinita; así que no temas, yo sólo espero que regreses. Ven a buscarme, reconcilia tu corazón y quítate ese peso fuerte que llevas. Yo sólo quiero que seas feliz. La tristeza, angustia, el desasosiego y la culpa principalmente te alejan de mí.
Confió en ti y sin importar cuantos tropiezos tengas, como un pequeño aprendiendo a caminar; vuelve a mí; bebe de la fuente de mi Misericordia y confía plenamente en que todo estará bien. Llénate de mi amor y de mi Santo Espíritu, que siempre te hará volver a sonreír. Jesús
«…A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengan, les quedan retenidos.» Juan 20,21-23

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *