Sacramento de la Confirmación

RENOVAR NUESTRO SÍ A SER EL SAGRARIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Con el sacramento de la CONFIRMACIÓN, ACEPTAS VOLUNTARIAMENTE LA FE DE CRISTO. Esto significa que, aceptas ser católico. Con este Sacramento vuelves a recibir al Espíritu Santo; como lo recibieron los apóstoles 50 días después de la muerte y resurrección del Señor en Pentecostés.
Al recibir el sacramento de la Confirmación crece tu fuerza espiritual y te convierte en soldado de Cristo: para serle leal; defenderle si alguien habla mal y servirle sin reserva para extender el reino de Dios.

«Recuerda el gozo que sentiste cuando hiciste tu primera comunión y recibiste mi cuerpo y mi sangre, y con ellos todo el fruto de mi sacrificio por darte la vida eterna y liberarte del pecado. Ese gozo, que a veces se pierde al pasar el tiempo, como cuando te alejas de ese buen amigo que siempre estuvo ahí, pero que con el día a día y las múltiples distracciones y cambio de prioridades del mundo te alejas.
Con tu confirmación ratificas ese amor por mí; esa respuesta al llamado de tu mejor amigo; al llamado del Padre que tanto te ama.
Recíbeme con el mismo amor de esa primera vez; y prométeme que cada nuevo encuentro será como en esa oportunidad.
Sólo hay un día para vivir y salvarte, ese día es hoy. Así que vive en un eterno presente, pero de mi mano. Aquí estaré cada día esperándote para nuestro encuentro de sacrificio y amor.» Jesús

«Quien come mi carne y bebe mi sangre está en mí y yo en él» Juan, 6,56.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *